Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /homepages/18/d488342614/htdocs/WEBSFSMP/noticiaspsh.org/httpdocs/config/ecran_securite.php on line 226
“El Gallego” - noticiaspsh.org
32
muertes
en 2012

Comunicados

18 de septiembre de 2012 de Nieves Salinas

1228 visitas

En una calle de Madrid, cercana al parque del Retiro, los vecinos han rendido un espontáneo homenaje a “El Gallego”, un hombre que llevaba años viviendo en el mismo banco. Imagino que cualquiera de estas madrugadas “El Gallego” -cada vez más maltrecho, más empapado en alcohol- reventó. El caso es que los vecinos han bajado a su banco y le han dejado dos pequeños ramitos de flores -atados con mucha cinta adhesiva para que nadie se los lleve- y una pequeña dedicatoria.

El sencillo tributo a este hombre sin hogar -siempre en el mismo banco, como si eso le diera seguridad- se ha convertido en uno de los puntos de interés de los paseantes del bulevar. La gente se para y lee lo que se cuenta de él. Yo, por saber, ni siquiera sabía que éramos paisanos.

Sólo una vez ví renacer a “El Gallego”. Estaba aseado y caminaba sereno. En unos días, se había quitado años de encima. Me sorprendió. Pero no pudo ser.

En ciudades como Madrid, hay cientos de “gallegos” y “gallegas” ocupando las aceras con sus cartones. Pienso que cada vez más y no quiero tirar de estadísticas, sólo de lo que veo cuando camino por la ciudad.

Lo que a mí me conmueve es que todavía hay quien se compadece de la tremebunda vida de gentes como “El Gallego”, del que muchos otros huíamos cuando se ponía broncas y pesado. Lo que me emociona es que haya gente buena, capaz de dar el paso de acercarse a un hombre que ya se había dado de lado a sí mismo. Y llorar por él.

Tengo claro, clarísimo, que nadie nació para vivir en la calle. A la calle se llega por senderos tortuosos, por carencias demoledoras, por dolores muy profundos. Yo nunca he estado allí, por tanto hablo de lo que me han contado las personas sin hogar cuando he trabajado con ellas para escribir un reportaje o de lo que me explican quienes se preocupan para que, aún en la calle, tengan un mínimo bienestar. Cuentan que cuando vas, pocas veces vuelves. Dicen que a veces, no siempre, se consigue salir. Y se quejan, casi siempre, de que, a ojos de la sociedad, son invisibles. Que no importan a nadie.

A ese hombre apodado “Gallego” que desapareció del banco que ocupaba en una calle de Madrid, hay quien le echa de menos. Seguro que, de saberlo, hasta sería capaz de sonreír. Descansa “Gallego”.

Fuente: Blog Sin cita previa



Comentarios
Deja tu comentario


 
Una iniciativa de:

Logotipo Fundacion San Martín de Porres
Y la colaboración de:

Obra Social Caja Madrid

Contactar
Contacta con nosotros para cualquier pregunta, comentario o sugerencia sobre la web o sus contenidos.
Inscríbete en nuestro boletín
Recibirás nuestro boletín en tu correo con toda la información mensual sobre el sinhogarismo que recogemos.